Mandala Tattoo

Un tipo de mandalas para colorear que qué está muy de moda es la mandala tattoo. Estos libros están pensados para mostrar los mejores tatuajes de mandalas que se han hecho. Los tatuajes de mandalas están pensados para ser en blanco y negro, pero no hay problema para colorearlos con tanto con lápiz como con rotuladores de colores.

Las enseñanzas de las civilizaciones orientales han calado profundamente en occidente y numerosos artes que pertenecen a Asia y Oceanía ahora son comunes en las calles y en el pensamiento de América y Europa.

Un caso que ilustra muy bien este influjo cultural es la popularización de los tatuajes, obras de arte propia de los aborígenes maoríes y polinesios, que en occidente cobraron gran auge en las últimas décadas hasta convertirse en un sello de modernidad y estilo.

Otra manifestación gráfica que se ha puesto de moda es la de los mandalas, dibujos que representan al mismo tiempo el universo y el espíritu del individuo, y cuya creación y personalización permite lograr un estado de relajación y concentración superior.

Ahora estas dos expresiones se han unido dando lugar a la aparición del tattoo mandala, un tatuaje moderno que imita las intrincadas formas orgánicas de los mandalas con las técnicas actuales de ilustración y decoración de la piel humana.

¿Por qué hacerse un tatuaje de mandala?

En primer lugar, porque son bonitos y elegantes. Los métodos de impresión que conformaron los mandalas originales han sido reinterpretados por artistas de todas partes del mundo hasta conformar todo un universo creativo independiente.

Los tatuajes de mandalas encajan perfectamente en las zonas curvas del cuerpo. Hombros, codos, antebrazos, espalda y pecho son los lugares más comunes para llevar un tatuaje de este tipo.

Además de las razones estéticas mencionadas, existen también razones espirituales para hacerse un tatuaje mandala. Las personas con tatuajes que creen en los poderes curativos de la energía que se canaliza en un mandala suelen tatuarse uno en la zona afectada que desean curar. De esta forma, ponen un parche energético que equilibra la salud y que nunca se gasta.

Cuando los tatuajes de mandalas pretender ayudar a su poseedor a meditar, es importante que se realicen en un lugar que se mueva poco y que sea fácilmente visible. De este modo, la persona puede concentrarse y meditar con su propio mandala sin distracciones. Es imprescindible también que las líneas del tatuaje estén claramente definidas.

¿Cómo puedo hacerme un tatuaje de mandala?

Los tatuajes de mandala, como cualquier otro, deben ser realizados por un profesional en un lugar aséptico y bajo todas las medidas de prevención asociadas con la actividad. Es importante tener en cuenta que un tatuaje implica contacto con fluidos corporales y, por lo tanto, la higiene es fundamental.

Si este va a ser tu primer tatuaje, te recomendamos contratar a un tatuador que utilice tintas de origen orgánico para evitar intoxicaciones o alergias.

Vale la pena escoger muy bien el lugar en el que se va a colocar el tatuaje. El tamaño y la forma del mandala también son determinantes para causar el efecto deseado. Aquí puedes ver combinaciones muy atractivas para lucir en diferentes partes del cuerpo.

¿Ya has elegido el mandala tattoo que quieres tatuarte? Será como un botón que puedes apretar cuando necesites abstraerte del entorno y reencontrarte contigo mismo. Un poder secreto que todos pueden admirar pero que solo tú puedes controlar.